miércoles, 28 de febrero de 2018

Mantenimiento preventivo

Mantenimiento preventivo

Un dueño de negocios exitosos constantemente está buscando formas de ahorrar recursos económicos. Hay que tener en claro, sin embargo, que el ahorro del dinero no siempre significa no gastar. En ocasiones, el ahorro puede venir bajo la forma de una inversión sabia, bien pensada y hecha con el propósito de ayudar a la salud general de la empresa. El mal uso del capital y la tacañería en ciertas áreas, como la del mantenimiento de instalaciones, equipo, capacitación, etcétera, son una bomba de tiempo que puede estallar y provocar grandes pérdidas económicas a la empresa.

La sabiduría popular indica que una de las mejores prácticas que podemos llevar a cabo en todas las facetas de nuestra vida es prevenir. Todos conocemos la famosa frase “más vale prevenir que lamentar”. Tomar medidas que ayuden a evitar problemas desagradables no sólo puede salvar vidas, sino contribuir a proteger la economía personal y empresarial. 

Las empresas no padecen problemas de salud equiparables a las que sufrimos los seres humanos, pero sí pueden pasar por situaciones adversas que están íntimamente relacionadas con las decisiones de sus ejecutivos. Este tipo de situaciones pueden ser mortales. Según datos publicados por El Financiero, 75% de los startups cierran operaciones luego del segundo año de existencia. Las causas para de este problema son varias: finanzas débiles, falta de objetivos, fallos en la planeación, etcétera. Según el mismo diario, un proyecto de emprendimiento en México tiene menos posibilidades de sobrevivir que las startups fundadas en Brasil, Estados Unidos o Colombia.  

El problema más grave es el de las finanzas, ya que 40% de las empresas cierra precisamente por este motivo. Cuando una empresa no tiene una situación económica saludable, entonces los dueños de negocio “tiran la toalla” y deciden dejar su pequeña compañía atrás y salir a buscar un empleo de tiempo completo en alguna otra empresa. Para lograr tener finanzas saludables, además de llevar un registro minucioso de egresos, ingresos, etcétera, es muy importante manejar los recursos económicos con cuidado. El ahorro sabio es fundamental. 

Una de las mejores prácticas que un dueño de empresas puede emplear es la del mantenimiento. Invertir una cifra pequeña ahora es mucho mejor que gastar una cifra enorme para resolver un problema urgente. Para evitar catástrofes financieras, dar mantenimiento continuo a las instalaciones de la empresa o a la maquinaria es fundamental.

Logra una oficina moderna vanguardista con el Mantenimiento para Oficinas que ofrece Fihom.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

FiHom: agencia especializada en mantenimiento de inmuebles

Todas las casas y desarrollos residenciales deben recibir mantenimiento preventivo cada cierto tiempo para asegurar el estado óptimo de ...