martes, 19 de septiembre de 2017

Customiza todo


El mantra del orden: “un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar” es una regla general que vale la pena seguir. Sin embargo, no siempre es tan sencillo como parece.

Los primeros dos o tres días todo parece sencillo, pero conforme pasa el tiempo, poco a poco vamos regresando a nuestro natural estado de entropía y desorden. De pronto vemos nuestro closet y nos preguntamos si las camisas iban arriba o abajo; y por qué tenemos libros en el cajón de los calcetines.

La situación empeora si hay varias personas compartiendo espacio. Aunque pongamos reglas, de poco sirven si no todos las siguen o las recuerdan.

Esto es natural y nos ha pasado a más de uno. Es importante que no caigamos en la desesperanza. Hay una forma de superar esta caída y garantizar que toda la casa esté siempre ordenada.

Una de las mejores inversiones que podrás hacer es una máquina etiquetadora. Son económicas y fáciles de usar. Si no quieres hacer ese gasto, bastará con unas etiquetas sencillas y un plumón.

Al principio parecerá un poco bobo, tener que poner etiquetas en todas partes; pero muy pronto no podrás dejar de hacerlo.

Empieza por el refrigerador (eternamente desordenado) y etiqueta cada repisa y gaveta. Una para “frutas”, otra para “bebidas” y una más para “sobras”. El hecho de que cada cosa tenga su nombre te ayudará a mantener el orden a través del tiempo.

Ahora sigue con las puertas y repisas de la cocina. Pon “platos”, “vasos”, “secadores” en sus respectivos espacios. Sigue con los baños, las habitaciones y los cajones de la bodeguita.

¡Ve más allá! Algunas personas utilizan etiquetas plásticas para casi todo, desde el refrigerio de los niños hasta las fechas de caducidad en los recipientes del refri, así como las instrucciones en las medicinas y en los controles de la televisión.

Si las etiquetas con texto no son lo tuyo, existen algunos códigos de colores que puedes instalar en casa. Pinta los tubos de tus clósets de colores para recordar en dónde va cada tipo de prenda, y coloca un pequeño círculo de color distinto en cada gaveta de las herramientas. Los colores también pueden ayudarte a distinguir la ropa o los juguetes de tus hijos.

Ayuda a todos en tu casa a poner las cosas en donde van. Poco a poco irán formando nuevos hábitos y se hará más sencilla la convivencia y la limpieza del hogar.






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

FiHom: agencia especializada en mantenimiento de inmuebles

Todas las casas y desarrollos residenciales deben recibir mantenimiento preventivo cada cierto tiempo para asegurar el estado óptimo de ...