martes, 19 de septiembre de 2017

¿Cómo logro que mi casa SIEMPRE se vea limpia?


Una casa limpia es señal inequívoca de un corazón ordenado; nos regala calma y distracción y nos permite llevar una vida más feliz.

Lamentablemente, pareciera que el universo conspira en contra nuestra. Basta que la perdamos de vista por un segundo para que nuestra casa se convierta en una pesadilla de desorden y suciedad. ¡Pero no temas! Aquì hay seis excelentes ideas para mantener tu casa limpia.

  • Divide y vencerás. Limpiar la casa de arriba abajo en un par de horas es una tarea imposible. Si bien hacer una revisión general a diario, divide las tareas más pesadas por días de la semana. Lunes: ventanas; martes: baños; miércoles: cocina, etcétera. Esto te ayudará a reducir el estrés que te causa la suciedad, pues sabrás que siguiendo los ciclos, tu casa estará siempre reluciente.
  • Adiós barras de jabón. Las barras de jabón en los baños, bañeras y cocina se aguadan y llenan de suciedad; se derriten y dejan suciedad y horribles huellas tras de sí. Cambia las barras por jabón líquido; olvídate de los chorreos y dale a los espacios la elegancia que necesitan.
  • Ordenado... y limpio. El orden es el mejor amigo de la limpieza. Mantén tus clósets y cajones en orden y será mucho más fácil evitar que se acumulen la humedad y el polvo.
  • Ayer dijiste mañana. No dejes para mañana la limpieza, aunque te dé flojera, de la cocina o las habitaciones. Lava después de la cocina o la cena los platos, y siempre estarán relucientes y a la mano. Nada hay peor que una cocina con platos acumulados de varios días ¡y esto sin mencionar las plagas que pueden causar estos amontonamientos!
  • El quinto elemento. Aquí un tip que a veces se nos olvida: tenemos cinco sentidos principales, así que aprovéchalos todos a tu favor. No basta que todo se vea y se sienta limpio; también sentidos como el óido o el olfato pueden ser grandes aliados. Procura sonidos de limpieza y frescura (como un agua corriendo, o música de fondo), así como aromas que inunden todo tu hogar. Automáticamente todo se verá aún mejor ¡Inténtalo!
  • La visita más importante. Mi abuela siempre me decía: la visita más importante eres tú. No te esperes a tener invitados o visitas. Disfruta tu casa al máximo y mantenla limpia para los que viven en ella. Saca la vajilla “buena” aunque sea los domingos y recuerda que no es para otros, sino sobre todo para ti, que al casa merece estar limpia y ordenada.
En casa limpia no entra el estrés. Haz de la limpieza algo divertido y olvídate de sufrir.






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

FiHom: agencia especializada en mantenimiento de inmuebles

Todas las casas y desarrollos residenciales deben recibir mantenimiento preventivo cada cierto tiempo para asegurar el estado óptimo de ...